MicroCritic


The yellow sea by Santi Pagés
enero 21, 2012, 3:18 pm
Filed under: 2010, Cine, Thriller

El “cine social” siempre debió ser como esto. Alejarse de los aceituneros altivos, las pobreza digna y las putas bondadosas para abrazar la suciedad y franqueza que siempre tuvo el cine negro y asi retratar la avaricia y la rabia que alimentan la condicion humana. The yellow sea no es ejemplar a este respecto porque las motivaciones de sus personajes son confusas o simplemente irrelevantes, pero si lo es en cuanto a su ejecución, nerviosa y excesiva, que retuerce la gramática de Michael Mann a la hora de representar la ciudad en digital y la convierte en un lugar asixiante, horrendo, pantanoso, por el que se mueve el protagonista ese hombre al que todos golpean, poderosos, mezquinos, estupidos, sin que nunca llegue a dar pena. Y entre esas dos horas y media de hachazos, persecuciones, estocadas, ropa harapienta, cacharros sucios, y pensiones de mala muerte que pasan como un suspiro, sobresale el perfil de un hombre sobrepasado y abatido, orgulloso y fuerte, como lo son aquellos que no tienen nada que perder, que hará lo que tiene que hacer y terminará como tiene que terminar porque no hay salida cuando se vive en el país de los hombres malos.

Dr Zito



13 assassins by Santi Pagés
agosto 22, 2011, 2:09 pm
Filed under: 2010, Acción, Artes marciales, Cine

Una mujer desnuda escribe con un pincel en la boca. El malvado hermano del Shogun le ha cortado las extremidades. Escribe mientras llora sangre. Escribe las palabras “Masacre total”. Ese es el punto de partida de la última película de Takashi Miike que ha llegado a nuestras pantallas, la sexta de las 80 que ha rodado y lo hace porque sin duda es la más clásica de su filmografía. Una historía similar a la de Los 7 samurais, una historia de venganza, de levantamiento contra el sadismo de los poderosos que prosigue una estructura clásica: los protagonistas que se reunen, se juramentan, entrenan, formulan un plan magistral que va cumpliendo sus etapas para desembocar en una orgía de 40 minutos de sangre y locura rodada con un virtuosismo y precisión que -boutade alert–  hace de 13 asesinos el auténtico blockbuster del verano. Y además, por el camino, Miike nos habla de la necedad de servir a los poderosos y de la necesidad de levantarse contra ellos aunque, tengamos éxito o no, eso nos condene a la demencia. Porque cuando el último samurai esboza su sonrisa final comprendemos que Miike nos la ha vuelto a meter doblada. .

Dr Zito



I saw the devil by Santi Pagés
julio 31, 2011, 2:10 pm
Filed under: 2010, Cine, Thriller

A primera vista podría parecer que la calculada e implacable venganza que narra I saw the devil conformaría junto con la trilogía de Park Chan-Wook un subgénero propio dentro del thriller coreano. Pero eso no haría justicia a esta brutal, oscura y contundente película de Kim Jee-Woon, porque si en aquellas el saldo de cuentas era un ejercicio cruel pero hermoso y justo, en I saw the devil la venganza es una suma de etapas de ferocidad creciente y desbordada, ambientada en una Corea retratada como un país de psicópatas y asesinos en serie, y que pese a ser deseada por estar dirigida contra un enemigo inhumano va haciéndose más incomoda en cada vuelta de tuerca, convirtiéndose en insufrible en los momentos mas atroces, enroscándose, prolongándose como aconsejan que deben llevarse a cabo las buenas torturas. Así es como estilo y trama se combinan perfectamente en esta fábula sobre el alcance del Mal y lo que deja a su paso cuando nos arrastra, rodada por Kim Jee-Woon con una caligrafía maestra, casi barroca, que va enhebrando set pieces de las de arrancar el aliento (las escenas del taxi y la de la mansión del canibal) hasta su conclusión, un plano azul y desgarrador que nos grita un y ahora, qué.

Dr Zito



GUEST by Henrique Lage
junio 26, 2011, 2:49 pm
Filed under: 2010, Cine, Documental

El afán de Jose Luis Guerín por mantener una pugna entre ficción y documental llega en “Guest”, su último largometraje, con la intención de revelar una obra compleja de recopilación y reinterpretación. A modo de diario de viaje, los elementos azarosos cobran una coherencia en la sala de montaje, salpicados – como la lluvia que amenaza toda la película – por los apuntes de un observador que se sabe capaz de aportar algo de luz a un retrato internacional. Aunque su director no lo quiera, es imposible no pensar en como las almas solitarias de esta obra – primero hombres añorando mujeres, luego mujeres intentando huir de los hombres – están en oposición al Festival de Venecia como lugar donde cierta burguesía discute sobre una “revolución judía” mientras los niños juegan al fútbol entre las ruinas de Samaria.  Así, el León de Oro del festival italiano es un ídolo pagano en las alturas, y Guerín desciende con su cámara a ambientes paupérrimos, donde Dios se hace más omnipresente, para concluir su viaje ante un diluvio universal; castigo de lo que Chantal Akerman califica dentro de la película como la idolatría a las imágenes, es decir, el cine como una torre de Babel que pretende ser un puente hacia Dios y termina siendo una perdición.

Henrique Lage



Tournée by Santi Pagés
junio 21, 2011, 12:31 pm
Filed under: 2010, Cine, Comedia, Drama, Musical

La cuarta película del actor-director Mathieu Amalric readapta la novela La otra cara del Music-Hall (1913) de Colette al mundo del Nuevo Burlesque y lo hace apoyándose en ese concepto de troupe como forma de vida que tanto gustaba y definía a Fassbinder y en el naturalismo nervioso de Cassavetes, para hacer brotar por si mismas las emociones y desvelos de un grupo de mujeres artistas, hermosas y plenas, que sufren la soledad y el desplazamiento, registrando sus actuaciones nunca de manera frontal sino entre bambalinas para así mostrar sus esperas, los tiempos muertos, sus inseguridades, su incertidumbre, mujeres guiadas por el personaje interpretado por Amalric, una auténtica ruina humana, que va comprendiendo poco a poco el alcance de sus derrotas y la necesidad de abandonar sus ambiciones pasadas para poder abrazar otra, la de compartir su vida con un grupo de descastados y marginales al que pertenece por derecho, reunidos todos en un hotel abandonado, metáfora de nuestros propios desastres, antes de volver a la carretera y continuar adelante, porque la vida no es otra cosa. Es seguir adelante.

Dr Zito



Wilson – Daniel Clowes by Henrique Lage
enero 24, 2011, 12:57 pm
Filed under: 2010, Comic

Daniel Clowes contraataca desnudo de cualquier ornamento innecesario con una de sus obras más directas. “Wilson” es la culminación de un discurso desesperado y misántropo que hace de la honestidad de sus líneas – narrativas y pictóricas – un excelente recorrido cinético por el periplo de un hombre mediocre. Recogiendo el testigo de sus trabajos anteriores, de los que hereda el gusto por la microhistoria que conjuga un retrato mayor, Clowes encuentra aquí una de sus obras más extrañas e indescrifables, como si el escepticismo le haya llevado incluso a dudar de sí mismo, planteándose hasta que punto el cinismo ha perdido todo valor. Concluye Clowes en la necesidad del misántropo de ver sus suspuestos refutados, en un punto en que la decepción se torna esperanza.

Henrique Lage



Salt by Mario Cotos Franck
agosto 21, 2010, 5:27 pm
Filed under: 2010, Acción, Cine, Thriller

Un poor man’s Jason Bourne al servicio de Angelina Jolie, servido con intachable solvencia por el viejo Phillip Noyce, cineasta ya curtido en política-ficción y espionaje de altos vuelos. Y esa solvencia -prudencia si así lo prefieren- se desvela incapaz de alzar un argumento de lo más anacrónico: célula durmiente de agentes del KGB dispuesta a terminar con la supremacía de los USA desde la propia CIA. La sensación de déjà vu es constante, no podía ser de otro modo. Dejando de lado el exhibicionismo físico de Jolie y la embriagadora presencia del gran Liev Schrieber, el único -y aún así muy cuestionable- aliciente está en una serie de action pieces desvergonzadamente deudoras del estilo que Paul Greengrass instauró desde sus films sobre el personaje de Robert Ludlum. Incluso trata de emular aquel tono sombrío y pesimista que cubría “The Bourne Supremacy”. Se agradecen, eso sí, una narración fluida y un metraje breve, sólo ensombrecidos por unos giros de guión tan alucinados como la misma premisa del film. Ese retorno imprevisto a los miedos de la Guerra Fría llega a hacerse especialmente irritante, más todavía la posibilidad -eso parece apuntar su conclusión- de una futura secuela.

Mario Vírico