MicroCritic


Promoción Fantasma by Henrique Lage
febrero 12, 2012, 4:02 pm
Filed under: 2012, Cine, Comedia, Fantástico, Musical

En los anticipos de “Promoción fantasma” se juntan dos prejuicios: la necesidad de muchos productos actuales de apelar a la nostalgia como reclamo y la inevitable desconfianza por esa comedia española que, si bien está llena de buenos profesionales, no parece funcionar más que a base de francotiradores aislados. Sin embargo, una vez sobrepasada esa barrera y sentado en la butaca, la película consigue mantener el interés en todo momento a base de un ritmo endiablado, más en función de los personajes y de la estructura que del gag, aprovechando muy bien sus recursos para conseguir medir la sonrisa entre carcajadas bien colocadas. Ante lo que podría parecer un producto conservador hay un inevitable riesgo de atreverse a medirse con el recuerdo de otro cine y salir victorioso y renovado: gags tan sutiles como la comparación de Facebook con una Ouija nacen de unos actores en estado de gracia y una voluntad en la dirección y guión de resultar lo más agradable posible al espectador, sin descuidar ningún detalle. El resultado es una “feel good movie” que deja la sensación de una pequeña juerga con los colegas, que invita a hora y media de entretenimiento y se propone la difícil meta de alegrarnos el día en estos tiempos que corren.

Henrique Lage

Anuncios


Lankhmar I: Cuentos de Fafhrd y el Ratonero Gris by Henrique Lage
junio 28, 2010, 1:06 am
Filed under: 1970, Aventura, Fantástico, Literatura, Novela

Aunque se le atribuye a Robert E. Howard ser el pionero de la fantasía heroica, fue Fritz Leiber quien le dio tal nombre. Howard dotó al género de un exotismo que contribuía a una mirada epicúrea, reforzado por la imagen de los héroes individualistas, nómadas que se labran su propio futuro. En cambio, la mirada de Leiber es más descreída, y podría decirse que los pasos de Fafhrd y Ratonero Gris están llenos de una extraña melancolía, demasiado aferrada a un destino fatalista. De ello deriva el que sin duda es el mejor motivo para encontrar en Lankhmar un tipo de fantasía heroica diferente, tan rica en imágenes líricas como cargada con el peso de un desasosiego masculino, preso de inalcanzables figuras femeninas y frustraciones, entre peleas y alcoholismo. Si Conan era un arquetipo, un ideal perdido del hombre, Fafhrd y Ratonero son sus sombras, sus pesares, sus tristezas y sus anhelos; pero sobre todo, allí donde Conan era arisco y  solitario, los dos compañeros creados por Leiber son inseparables, incomprensibles el uno sin el otro, precedentes trágicos de Asterix y Obélix, o Bud Spencer y Terence Hill, dos hombres condenados a compartir soledad, unidos por el dolor y la tristeza.

Henrique Lage



The Wolfman by Sergio Colmenar
mayo 30, 2010, 12:24 pm
Filed under: 2010, Cine, Fantástico, Gore, Terror

El corte final de esta enésima revisitación del mito del hombre lobo (o sea, distinto a un remake más del clásico de la Universal, The Wolf Man) editado recientemente en DVD y Blu-ray, incluye unos 15 minutos más que la versión estrenada en cines, que no tengo intención de ver, y es de casi un par de horas que abarcan todas las tendencias lobunas de la mejor Serie B fantaterrorífica, sin pretensiones (no vacila, ni languidece en el intento de inventar nada) y un sentido del espectáculo grato y anárquico (es, probablemente, la película de terror mainstream que más y mejor se enorgullece de su naturaleza puramente gore, que considera parte esencial de la puesta en escena y protagonista absoluta de la acción, explosiva y cuantiosa cuando irrumpe, lo que da una importancia, narrativa, no sólo lúdica, a la violencia mucho mayor de lo que cabía esperar). Supone también una ametralladora de referencias que le sirve de engrase continuo y fusila tanto a los clásicos de terror de la Universal como a los de la Hammer, Joe Dante y John Landis, sin olvidar por el camino algunos guiños pop (Jeckyll & Hyde, Jack el Destripador, Frankenstein…)  de agradecer en el retorno al libreto (de bolsillo) de ese siempre cachondo y astuto Andrew Kevin Walker, festín de elementos digerido con rapidez pero con chispa, casi obviando los aspectos dramáticos (romance, relación paterno-filial, etc…) para dar paso a una dinámica y estimulante película de sangre y tripas para amantes fieles y eternos de la Serie B espídica, concebida sin empachos ni excusas éticas de última hora. Sólo puro género.

Sergio Colmenar



Last Action Hero / Kiss Kiss Bang Bang by Sergio Colmenar
mayo 21, 2010, 8:55 pm
Filed under: 1993, 2005, Acción, Cine, Comedia, Fantástico, Thriller

Han pasado ya 17 años y no es casualidad que la única película que ha supuesto una reflexión directa y con autoridad del cine de acción comercial, Last Action Hero, remita a otra película de hace 5 años, Kiss Kiss Bang Bang, también la única que ha hecho lo propio pero cambiando ligeramente el enfoque hacia el pulp violento y socarrón y las buddy-movies chistosas. Ambas están escritas por Shane Black, el guionista de Hollywood mejor capacitado para la elaboración de clichés del a veces confusamente llamado “cine de género”, y ambas plantean, discurren y revalorizan los tejemanejes y elementos clásicos que hacen posible el cine de acción y el thriller. Son fuente inagotable de posibilidades brillantemente explotadas, cuyo engranaje autoparódico y autoreferencial facilita las virtudes más destacables y curtidas de sus respectivos capitanes (John McTiernan y el propio Black). Recordemos que Black es también autor del libreto de The Monster Squad, otro inteligente, revisionista y ameno ejemplo de cine analizándose y redescubriéndose así mismo, el cual entronca  muy bien con Last Action Hero (que, como The Monster Squad, es puro cine fantástico sobre el sueño de un infante enamorado de la cultura pop, no lo olvidemos)… Guías espirituales y formales del cine del que se nutren, con sus complejidades, pero sin ese proceso laberíntico que intenta desorientar al espectador para evitar un verdadero discurso, son, quizás, las mayores obras maestras cinematográficas de las últimas dos décadas que recuerdo por condición: sencillamente, emocionan y aleccionan; poseen el potencial y la coherencia precisos; elevan sus conceptos a la enésima potencia y deslumbran con diluvios de sentido de la maravilla.

Sergio Colmenar



El misterioso “Bigfeet” (Col. Tam Tam nº 16) by Frunobulax
mayo 19, 2010, 8:00 am
Filed under: 1982, Aventura, Bolsilibros, Fantástico, Novelas ECSA

Una de mis lecturas más estimulantes de los últimos tiempos; quizá potenciado su disfrute por haberme hecho compañía durante un plácido viaje en tren, con lo romántico que es leer en un tren en primavera. Alex Simmons (otro seudónimo de Enrique Sánchez Pascual) nunca decepcionaba. Cuenta la deliciosa historia de “niño conoce a Bigfoot” (en este caso, a Big Feet), un homínido pelirrojo de gran corazón (y que no usa ese gorro tan tonto que le han puesto en la portada) que, sin comerlo, tiene atemorizados a todos los habitantes de los bosques de Little Rock, desde que el pequeño Peter MacGregor y su abuela Margaret lo vieron por primera vez merodeando por su jardín. El avistamiento provoca el caos en los alrededores. El bosque, de la noche a la mañana, se convierte en un punto negro para el turismo; el guardabosques (Clyton, papá de Peter) es despedido fulminantemente por avivar la leyenda, porque los propietarios del bosque insisten en que se trata simplemente de osos salvajes; la población de Star City está dividida; la prensa se lo pasa pipa; algunos bribones se disfrazan de Big Feet para hacer fechorías… Los acontecimientos se desbocan cuando el pequeño Peter es secuestrado, presumiblemente, por una familia de bigfeets. Pobre Peter, que soñaba con tener amiguitos Pies Grandes, y el mundo, o bien no cree en su existencia, o bien quiere extinguirla…

Frunobulax



Alquimia 3.000 (Col. La Conquista del Espacio nº56) by Frunobulax
mayo 14, 2010, 10:35 am
Filed under: 1971, Bolsilibros, Bruguera, Ciencia-ficción, Fantástico

Vaya por delante que Curtis Garland (Juan Gallardo, que es este señor tan entrañable) es un semidiós, y debería ocupar todos los sillones de la Academia, incluídos números y signos de puntuación, tras toda una vida de dedicación destajista a la literatura inmediata. Pero esta novela, tengo que decir que me ha parecido flojita y se me ha hecho un poco cuesta arriba (sobre todo la segunda mitad). Narra cómo Gaar, el Desterrado, regresa a la Tierra tras 600 años de viaje estelar. Estamos en 3.029, una era post-apocalíptica en la que la Civilización Humana se ha reseteado. Se visten con pieles, manejan espadas, conviven con lagartos gigantes y anteponen su superstición a cualquier otra motivación. Hasta el punto de vivir atemorizados por unas deidades malvadas y la liturgia de monjes, magos y brujos (como ahora, vamos), hasta tienen por costumbre coserse la lengua al nacer. La alquimia y la magia dominan la sociedad, y así existen ciudades completamente de oro, unicornios voladores, mujeres-gato y guerreros con poderes. La épica y la retórica de la narración espesan un poco, y la continua lluvia de seres con nombres como Bruma, Nevlo, Luxura, Grott, Pantya o Ngorr. Espada y brujería post-nucelar, que más que a Camelot 3000 o He-Man, termina por recordar a Mi pequeño Pony.

Frunobulax



[Rec] 2 by Sergio Colmenar
febrero 25, 2010, 1:28 am
Filed under: 2009, Cine, Fantástico, Terror

Esto debe quedaros claro a muchos espectadores de cine: la auténtica idiosincrasia de la exploitation la define su anárquica y descompasada tendencia al pastiche, al margen de guiones sofisticados y otros pudores argumentales, y si [Rec] evocaba los laboríos más inspirados de Lamberto Bava o Bruno Mattei, sin olvidarse de saquear a algún que otro clásico del terror yanqui ni de su condición celtibérica, [Rec] 2 merece una triple sesión golfa con muestras de inefables bufonadas satánicas como Shadow Builder y Exorcist: The Beginning. [REC] 2 va en esa misma dirección, sin miedo a hacer el ridículo (que lo hace, y a lo grande), pero explotando inteligentemente las posibilidades técnico-narrativas de su opción de falso documental y la vertiente más virulenta de los varios referentes (sorprendentes) sobre los que se gesta. Una fiesta para amantes del terror sin remilgos, que plantea algunas ideas visuales y momentos de aplauso, mientras que no importa que en algunos tramos el histrionismo gratuito, tontazo y gilipollas haga de las suyas. Para más inri, su risible, aunque efectiva, mitología satánica no conoce fronteras ni vergüenza. Balagueró ha sacado, por fin, a ese diablillo reprimido que llevaba dentro, el viejo faneditor de Zineshock.

Sergio Colmenar