MicroCritic


Mogari no mori (El bosque del luto)
septiembre 18, 2009, 4:21 am
Filed under: 2007, Cine, Drama

Mogari_no_mori

La cineasta japonesa Naomi Kawase nos ofrece un cuento espiritual fundamentado en lo puramente sensitivo – nada de metáforas que viren la expresión hacia el habitual esteticismo utilizado a la hora de abordar estas temáticas – sobre la fragilidad del ser humano frente al problema de la muerte, utilizando los planos largos, una composición a menudo impresionista y el minimalismo escénico que unifican la representación de la naturaleza con la de los personajes que hacen uso de ella en su proceso de purgación. La supuesta densidad conceptual exhibe en verdad  un desarrollo conciso y directo desde su sencillo planteamiento, diríase que es semejante a una vivencia íntima que nos llega por medio del documental, y hace de la transparencia de su sentido trágico una verdadera imagen del sufrimiento. Sin explicitar el significado último, la sentencia queda en manos de la sensibilidad y la razón de cada espectador.

José A. Peig

Anuncios


Drag me to Hell
agosto 16, 2009, 12:26 pm
Filed under: 2009, Cine, Terror

drag_me_to_hell

No dejo de sentir cierta abulia al comprobar que se afirma la virtud de una expresión concreta desde el tópico de  la ausencia de pretensiones. Si Sam Raimi es el artífice de aquella singular mirada que rejuveneció un subgénero, y si ahora retorna a ello con tal énfasis autoconsciente, ‘Drag me to hell’ exhibe la inocua pretensión de retornar a aquellos contornos mediante la actualización en la temática y la ampliación del desenfreno que inspira cada pieza que la compone. El resultado es desequilibrante, y confieso que me sentí enfermo en algunos momentos de la proyección: un jolgorio arrollador que nos lleva hasta la moraleja final, y escasa habilidad cuando quiere sorprender al espectador. No obstante, la abrupta mirada de Raimi sigue siendo un medio efectivo para un sincero reencuentro con los contornos del fanta-terror, teniendo aquí un ejemplar -esa vieja del demonio- que es  firme candidato a formar parte imprescindible de la antología.

José A. Peig



House
agosto 13, 2009, 12:10 pm
Filed under: 1986, Cine, Fantástico, Terror

house

Icono entrañable dentro del repertorio de carátulas que jalonaron los videoclubes en la segunda mitad de la década de los ochenta, la película de Steve Miner irrumpió para ser otro sucedáneo más de hits de su tiempo como ‘Poltergeist’ o los zarpazos de Freddy Krueger, en una oportunista secuenciación de pasajes que nos llevan desde un cierto humor nerd , pasando por la típica imagen demónica de la mansión encantada hasta los traumas psicológicos consecuentes a la guerra de Vietnam. Resulta en una  mixtura  de la imaginería cercana a Carroll y a Lovecraft al servicio de una narración de sentido y tono volátil.  Una mediocridad tan olvidable como evocadora de los sueños más próximos a ese temor subconsciente que se traduce en la sensitiva imagen del averno en una casa que abre puertas hacia otros mundos.  Al final, un festín cuya volatilidad es el mejor regocijo para el espectador.

José A. Peig



Black Mass
agosto 7, 2009, 11:52 am
Filed under: 2008, Ensayo, Literatura

Black Mass

Este es un libro de nuestro tiempo que debe ser leído sin demora.  Nos acercamos a una época conclusiva en la cual la modernidad puede estrellarse contra la evidencia de ser presa de los fantasmas que ha intentado eludir sacralizando  el fundamento de la tecnocracia, y revistiendo de mesianismo a toda Idea surgida como respuesta a la necesidad de crear un nuevo orden.  Las ideologías buscan un mundo perfecto que materialice el sueño – sea transversal o céntrico – de la era cristiana en un marco de revolución tecnológica. Es entonces cuando el apocalipsis nos revela que el humano, verdaderamente, puede desempeñar el papel de Dios y  representar la batalla entre el bien y el mal que precede a la época dorada. Por eso, John Gray puede equivocarse cuando proclama el fin de la Utopía.  El sueño humano es imparable, hacia una meta final de trascendencia o de autodestrucción. Su ensayo, no obstante, construye una inquietante secuencia de la historia contemporánea, exponiendo la irracionalidad que ha inspirado a la política de nuestros días.

José A. Peig



Camino
octubre 29, 2008, 11:46 pm
Filed under: 2008, Cine, Drama

Película abocada al protagonismo mediático por una supuesta apología ateísta que, si fuera tal, sería lo más fácil de digerir. Aún utilizando la polémica como pantalla promocional, lo que Javier Fesser ha logrado es crear un marco propio -lo cual tampoco sorprende viniendo de quien viene – en el que desarrollar expresiones varias: melodrama, cuento infantil, sátira social, terror psicológico, viaje onírico que explicita el temor subconsciente indescifrable en la interacción entre la inocencia y el oscurantismo de los adultos que rodean a la niña protagonista.  El cine convierte a la enfermedad en constructo narrativo que enfrenta lo mundano y lo espiritual. Y seguramente es la primera vez que esto sucede, conque pueden ustedes empezar a calibrar la proeza. ¿Sensiblería? Y una mierda: sensibilidad. ¿Razonamiento anti-opus dei? No: reivindicación del milagro en todas direcciones, mirando a la tierra y al cielo, y todos salen dignificados. Reivindicación de la maravilla del cine en un filme repleto de pálpitos perturbadores que nos lleva al milagro nunca visto desde Dreyer con su “Ordet”, aunque aqui mucho más arriesgado y, tal vez por ello más proclive al debate y a la discusión.

José A. Peig



El rey de la montaña
septiembre 16, 2008, 9:19 am
Filed under: 2007, Acción, Cine, Drama, Terror

Vea el lector y atrévase a que le fusilen la conciencia, un salvaje recorrido de acción y suspense que fluye con la alternancia de texturas narrativas que forman este díptico servido en crudo. Los dos tableros del juego de caza y huida son dos miradas cinematográficas que se conjugan en un hábil ejercicio de estilo visual y eclosión existencialista. Todo el valor de la pieza reside en la caligrafía de la mirada a través de la lente (la del cineasta, la del cazador y la de su presa) que traza la atmósfera adecuada en detrimento de una mayor definición argumental. No obstante, si se puede detectar cierta flaqueza en el argumento, la operación de Gonzalo López-Gallego enfatiza el recorrido de situaciones como auténtica plataforma narrativa cercana a una lírica del miedo y la desolación, siendo los “cómos” y los “porqués” un aspecto puramente tangencial que, si acaso, se entienden por la ambigüedad de esos terrenos donde realizar encuentros fortuitos y sombras perfiladas en los contornos de un paisaje de belleza hostil.

José A. Peig



Journey at the center of the earth
septiembre 10, 2008, 11:05 am
Filed under: 2008, Acción, Cine

No se dejen llevar por el habitual prejuicio – inevitable también – y acudan a la sala para disfrutar de esta aventura a la vieja usanza. Sin pretensiones, como en aquellas películas de Disney que allá por las décadas sesenta y setenta fructificaron en un modelo de sanísimo entretenimiento en el que ustedes pueden vivir cada secuencia con la ilusión de un niño que ha descubierto otro universo tras la puerta del armario. Aquí partimos de un sencillo homenaje a la obra de Julio Verne y su consecuente fascinación en la mente de todos aquellos que nunca perdieron la curiosidad por descubrir los secretos de la tierra. Acompañados por Brendan Fraser y sus dos homólogos que interpretan el papel sabiendo que no hay que tomárselo muy en serio, pero a la vez hacer efectivo el asombro y el suspense durante ese descenso a las profundidades, el cual posee el ritmo y la dinámica de una montaña rusa y la maravilla del edén perdido. La adrenalina prevalece sobre el sentimentalismo – hay algunos tópicos al uso, pero la narración no se hace farragosa – y la aparición del último ser prehistórico viene precedida por una secuencia que es toda una lección de cine. Hay que descubrirla y saber que hablamos del mejor registro posible para la añorada magnificencia de la serie B de matiné.

José A. Peig