MicroCritic


The yellow sea
enero 21, 2012, 3:18 pm
Filed under: 2010, Cine, Thriller

El “cine social” siempre debió ser como esto. Alejarse de los aceituneros altivos, las pobreza digna y las putas bondadosas para abrazar la suciedad y franqueza que siempre tuvo el cine negro y asi retratar la avaricia y la rabia que alimentan la condicion humana. The yellow sea no es ejemplar a este respecto porque las motivaciones de sus personajes son confusas o simplemente irrelevantes, pero si lo es en cuanto a su ejecución, nerviosa y excesiva, que retuerce la gramática de Michael Mann a la hora de representar la ciudad en digital y la convierte en un lugar asixiante, horrendo, pantanoso, por el que se mueve el protagonista ese hombre al que todos golpean, poderosos, mezquinos, estupidos, sin que nunca llegue a dar pena. Y entre esas dos horas y media de hachazos, persecuciones, estocadas, ropa harapienta, cacharros sucios, y pensiones de mala muerte que pasan como un suspiro, sobresale el perfil de un hombre sobrepasado y abatido, orgulloso y fuerte, como lo son aquellos que no tienen nada que perder, que hará lo que tiene que hacer y terminará como tiene que terminar porque no hay salida cuando se vive en el país de los hombres malos.

Dr Zito

Anuncios


Tinker, taylor, soldier, spy
octubre 15, 2011, 12:31 pm
Filed under: 2011, Cine, Thriller

John Le Carré revolucionó el género de espías desarrollando la incómoda idea de que los dos bloques sumidos en la Guerra Fría eran tan crueles, maquiavélicos y despiadados que habían terminado haciéndose indistinguibles. Su lucha se desarrollaba sobe un tablero de ajedrez en el que la lealtad o la sinceridad eran puras bombas de relojería. Un laberinto de cálculos, estrategias y control de la información que destruía vidas e ideales. Thomas Alfredson he entendido a la perfección las ideas rectoras de la prosa de Le Carré y las ha traducido en imágenes aportando al conjunto la elegancia, el tono glacial y la fascinación por los detalles que ya demostró en Let me in. El resultado es una caja china monumental, una miríada de corredores, silencios y pasillos sin salida de los que solo vislumbramos unos cuantos pero en los que uno quisiera perderse e investigar, todo ello vigilado por un Gary Oldman colosal, que tras esas gafas cuadradas y gruesas, escruta, calla, planea y ejecuta. Cine esdrújulo.

Dr Zito



Melancholia
octubre 7, 2011, 1:50 pm
Filed under: 2011, Catástrofe, Cine, Drama, Uncategorized

Con Melancholia, Lars Von Trier escarba una vez más en su obsesión con la locura y la relación entre géneros y construye un retablo brillante apuntalado sin pudor sobre dicotomías y opuestos, la mujer solar contra la mujer lunar, Claire y Justine, la una delgada, oscura, familiar, grave, la otra rebosante, rubia, demente, leve, que ejecutan una danza de la muerte, la misma que trazan las órbitas de la Tierra y el planeta Melancholia, de cuya colision el hombre es a la vez verdugo y vícitma, en una nueva oposicion entre el hombre adulto (Kiefer Sutherland), eficiente y racional, y su hijo, inocente y contemplativo ante esas fuerzas incomprensibles e imparables. Óleo de Van Eyck, lienzo de los Prerrafaelitas, nueva visita a El año pasado en Marienbad, oda al romanticismo wagneriano, Melancholia acude al espacio sideral no para ilustrar la aurora de una nueva humanidad como en 2001: Una odisea en el espacio o para intentar reconciliarnos con nuestra contingencia como en El arbol de la vida sino para abrazar la indiferencia cósmica y la fatalidad. Puede que Melancholia no sea más que un capricho manierista, pero lo cierto es que Von Trier ha creado una obra de belleza infrecuente y sublime.

Dr Zito.



13 assassins
agosto 22, 2011, 2:09 pm
Filed under: 2010, Acción, Artes marciales, Cine

Una mujer desnuda escribe con un pincel en la boca. El malvado hermano del Shogun le ha cortado las extremidades. Escribe mientras llora sangre. Escribe las palabras “Masacre total”. Ese es el punto de partida de la última película de Takashi Miike que ha llegado a nuestras pantallas, la sexta de las 80 que ha rodado y lo hace porque sin duda es la más clásica de su filmografía. Una historía similar a la de Los 7 samurais, una historia de venganza, de levantamiento contra el sadismo de los poderosos que prosigue una estructura clásica: los protagonistas que se reunen, se juramentan, entrenan, formulan un plan magistral que va cumpliendo sus etapas para desembocar en una orgía de 40 minutos de sangre y locura rodada con un virtuosismo y precisión que -boutade alert–  hace de 13 asesinos el auténtico blockbuster del verano. Y además, por el camino, Miike nos habla de la necedad de servir a los poderosos y de la necesidad de levantarse contra ellos aunque, tengamos éxito o no, eso nos condene a la demencia. Porque cuando el último samurai esboza su sonrisa final comprendemos que Miike nos la ha vuelto a meter doblada. .

Dr Zito



I saw the devil
julio 31, 2011, 2:10 pm
Filed under: 2010, Cine, Thriller

A primera vista podría parecer que la calculada e implacable venganza que narra I saw the devil conformaría junto con la trilogía de Park Chan-Wook un subgénero propio dentro del thriller coreano. Pero eso no haría justicia a esta brutal, oscura y contundente película de Kim Jee-Woon, porque si en aquellas el saldo de cuentas era un ejercicio cruel pero hermoso y justo, en I saw the devil la venganza es una suma de etapas de ferocidad creciente y desbordada, ambientada en una Corea retratada como un país de psicópatas y asesinos en serie, y que pese a ser deseada por estar dirigida contra un enemigo inhumano va haciéndose más incomoda en cada vuelta de tuerca, convirtiéndose en insufrible en los momentos mas atroces, enroscándose, prolongándose como aconsejan que deben llevarse a cabo las buenas torturas. Así es como estilo y trama se combinan perfectamente en esta fábula sobre el alcance del Mal y lo que deja a su paso cuando nos arrastra, rodada por Kim Jee-Woon con una caligrafía maestra, casi barroca, que va enhebrando set pieces de las de arrancar el aliento (las escenas del taxi y la de la mansión del canibal) hasta su conclusión, un plano azul y desgarrador que nos grita un y ahora, qué.

Dr Zito



Ride the pink horse
julio 17, 2011, 1:05 pm
Filed under: 1947, Cine

Basada en la novela homónima de Dorothy B Hughes y con el bello título hispano de Persecución en la noche, Ride the pink horse es un noir de los buenos que ha sido injustamente olvidado desde su estreno allá por 1947. Ese olvido es injusto porque estamos ante un mecanismo perfecto de cine negro, perteneciente a ese subgénero de noir fronterizos como Touch of Evil y filmado con un nervio y una originalidad sorprendentes, lleno de recursos y con una galería de mujeres fatales y villanos de los que no se olvidan. Todo comienza cuando Gagin, un exsoldado interpretado por Robert Montgomery, que además también dirige, llega a un pueblito de México buscando a un hombre, Frank Hugo, que pronto sabremos poderoso, codicioso y al margen de la ley. Lo que viene después es una persecución, en una dirección, después en otra, que va estrechándose alrededor de Gagin mientras este va exhudando la amargura que le ha dejado la guerra, el sacrificio mal recompensado, la miseria y el abuso de los poderosos antes de encontrar solaz en los pobres y en los sin techo como él mismo. Una pequeña joya para tiempos caniculares como estos.

Dr Zito



Tournée
junio 21, 2011, 12:31 pm
Filed under: 2010, Cine, Comedia, Drama, Musical

La cuarta película del actor-director Mathieu Amalric readapta la novela La otra cara del Music-Hall (1913) de Colette al mundo del Nuevo Burlesque y lo hace apoyándose en ese concepto de troupe como forma de vida que tanto gustaba y definía a Fassbinder y en el naturalismo nervioso de Cassavetes, para hacer brotar por si mismas las emociones y desvelos de un grupo de mujeres artistas, hermosas y plenas, que sufren la soledad y el desplazamiento, registrando sus actuaciones nunca de manera frontal sino entre bambalinas para así mostrar sus esperas, los tiempos muertos, sus inseguridades, su incertidumbre, mujeres guiadas por el personaje interpretado por Amalric, una auténtica ruina humana, que va comprendiendo poco a poco el alcance de sus derrotas y la necesidad de abandonar sus ambiciones pasadas para poder abrazar otra, la de compartir su vida con un grupo de descastados y marginales al que pertenece por derecho, reunidos todos en un hotel abandonado, metáfora de nuestros propios desastres, antes de volver a la carretera y continuar adelante, porque la vida no es otra cosa. Es seguir adelante.

Dr Zito