MicroCritic


Tinker, taylor, soldier, spy by Santi Pagés
octubre 15, 2011, 12:31 pm
Filed under: 2011, Cine, Thriller

John Le Carré revolucionó el género de espías desarrollando la incómoda idea de que los dos bloques sumidos en la Guerra Fría eran tan crueles, maquiavélicos y despiadados que habían terminado haciéndose indistinguibles. Su lucha se desarrollaba sobe un tablero de ajedrez en el que la lealtad o la sinceridad eran puras bombas de relojería. Un laberinto de cálculos, estrategias y control de la información que destruía vidas e ideales. Thomas Alfredson he entendido a la perfección las ideas rectoras de la prosa de Le Carré y las ha traducido en imágenes aportando al conjunto la elegancia, el tono glacial y la fascinación por los detalles que ya demostró en Let me in. El resultado es una caja china monumental, una miríada de corredores, silencios y pasillos sin salida de los que solo vislumbramos unos cuantos pero en los que uno quisiera perderse e investigar, todo ello vigilado por un Gary Oldman colosal, que tras esas gafas cuadradas y gruesas, escruta, calla, planea y ejecuta. Cine esdrújulo.

Dr Zito

Anuncios


Melancholia by Santi Pagés
octubre 7, 2011, 1:50 pm
Filed under: 2011, Catástrofe, Cine, Drama, Uncategorized

Con Melancholia, Lars Von Trier escarba una vez más en su obsesión con la locura y la relación entre géneros y construye un retablo brillante apuntalado sin pudor sobre dicotomías y opuestos, la mujer solar contra la mujer lunar, Claire y Justine, la una delgada, oscura, familiar, grave, la otra rebosante, rubia, demente, leve, que ejecutan una danza de la muerte, la misma que trazan las órbitas de la Tierra y el planeta Melancholia, de cuya colision el hombre es a la vez verdugo y vícitma, en una nueva oposicion entre el hombre adulto (Kiefer Sutherland), eficiente y racional, y su hijo, inocente y contemplativo ante esas fuerzas incomprensibles e imparables. Óleo de Van Eyck, lienzo de los Prerrafaelitas, nueva visita a El año pasado en Marienbad, oda al romanticismo wagneriano, Melancholia acude al espacio sideral no para ilustrar la aurora de una nueva humanidad como en 2001: Una odisea en el espacio o para intentar reconciliarnos con nuestra contingencia como en El arbol de la vida sino para abrazar la indiferencia cósmica y la fatalidad. Puede que Melancholia no sea más que un capricho manierista, pero lo cierto es que Von Trier ha creado una obra de belleza infrecuente y sublime.

Dr Zito.



Action Comics #01 by Henrique Lage
septiembre 14, 2011, 11:34 pm
Filed under: 2011, Comic, Superhéroes

El cómic se enfrenta ahora un momento crucial. Con la velocidad de cambio que internet ha desarrollado en los últimos años, lo que antes eran elementos imperecederos ahora caducan con excesiva rapidez y las editoriales viven de crear esos grandes eventos de hype donde prometen que, esta vez sí, nada volverá a ser lo mismo. La última jugada es este reboot de la continuidad de DC, lo que implica la aparentamente sacrílega decisión de dejar a un iconoclasta como Grant Morrison llevar al bendito origen del superhéroe moderno a nuestros días. El resultado es satisfactorio en la medida en la que Morrison sabe mantenerse fiel a aquellas constantes clásicas que funcionan al margen de la época, pero deja ver las entretelas de decisiones poco inspiradas, como las pobres soluciones del dibujante Rag Morales que ejemplifican los vicios actuales. El nuevo Superman es más amenazante y activo como superhéroe, menos mesiánico, y su alter ego más juvenil de lo que el icono merecía, pero quién brilla con luz propia en este primer número es ese Lex Luthor que se prevee como un villano a la altura de estos tiempos tan descreídos. Como lo fue antaño. Y así, todo cambia para que nada cambie.

Henrique Lage



Dispongo de barcos by Santi Pagés
abril 18, 2011, 12:24 pm
Filed under: 2011, Cine, Comedia, Drama, Uncategorized

Rodada con un presupuesto virtualmente nulo, apoyándose sin disimulo en Lynch, especialmente el de Inland Empire y Cabeza Borradora, Juan Cavestany compone con Dispongo de barcos un sainete esquivo y hermético, un Luces de Bohemia casi postnuclear, por el que sus cuatro protagonistas deambulan confusos y desorientados, en un estado de estrés post traumático irreversible, empeñados en simulacros de normalidad que les ayuden a recomponer sus vidas tras una catástrofe que les unió antes de separarles en una explosión de mierda, que se reencuentran entre cafés con leche y raciones de porras, reconociéndose vagamente como almas descarnadas vagando por un limbo postindustrial y descompuesto, y que terminan llevando a cabo un robo cuya escena de planteamiento es una de las más hilarantes y pochas que se haya visto (“lo vamos viendo”). Pero no se confundan. Estas son una líneas que pretenden asir una película que es mucho más fragmentada y desconcertante, y que así debe permanecer porque es la única manera coherente de narrar esta realidad en la que ahora respiramos, los restos de aquel mundo donde se juzgaba “por lo que queremos ser y no por lo que somos”.

Dr Zito



Gemini Rue by Henrique Lage
abril 6, 2011, 11:31 am
Filed under: 2011, Videojuegos

Los aficionados a las aventuras gráficas nos hemos tenido que conformar con “películas interactivas” tan desaprovechadas como “Heavy Rain”. La aportación indie de Joshua Nuernberger no solo viene a salvar este panorama a base de la nostalgia del Adventure Game Maker, sino adquiriendo una serie de mecánicas que no han quedado obsoletas pese a su escasa comercialidad. Aunque elementos como la posibilidad de intercambiar personajes no afectan al juego – dejando atrás la interacción de “Day of the tentacle” – y la dificultad es relativa, Nuernberger juega bien con sus limitaciones, en un estilo similar a como Ben Crowshaw usaba  su tetralogía de “Chzo Mythos”, complementando las líneas narrativas. “Gemini Rue” tiene su mejor baza en la brutalidad y sencillez de sus puzles: los que no se puede arreglar conversando, se arregla a patadas o disparando. Ese estilo directo permite al juego llevar su trama por disquisiciones más intangibles, próximas a las obras de Philip K. Dick aunque filtradas a través de la estética de “Blade Runner” y “Cowboy Bebop”. Con ello queda una obra muy interesante tanto para el aficionado como el novato, aunque se dirija a un tipo de jugador en peligro de extinción.

Henrique Lage