MicroCritic


Cartas del futuro (Col. Ciencia Ficción, nº 32) by Frunobulax
mayo 17, 2010, 8:00 am
Filed under: 1988, Bolsilibros, Ciencia-ficción, Editorial Astri

Entretenidísima novelita de Curtis Garland, entregada a Astri durante el ocaso de los bolsilibros, en 1988. La historia tiene lugar en 1990, y da comienzo cuando un adinerado ejecutivo, de nombre Duncan Barnes, recibe una misteriosa carta de auxilio firmada por alguien llamado Zyra, con matasellos de 2390. Una carta que ha atravesado la cuarta dimensión, y viajado en el tiempo hasta su casa. Duncan mantiene una relación sentimental con un pibón que se llama Sue, y que acaba de ser seleccionada para el certamen europeo de Miss Busto ’90. Las tetas de la Sue tendrán un papel relevante al final de la historia, y a lo largo de toda ella se hace referencia a su tamaño y bamboleo, lo que le confiere el elemento erótico mínimo marca de la casa. Por lo demás, Barnes pesquisará acerca de tan misteriosa carta, y pronto incluso recibirá mensajes telepáticos. ¡Conversaciones telepáticas con seres que habitan 400 años en el futuro! Barnes contará con la ayuda del Gran Magnus, un anciano mentalista y taxidermista amigo de su difunto padre, y tras la intervención de la policía del tiempo venida del futuro, Duncan logrará conocer a Zyra y aliviar sus penares.

Frunobulax

Anuncios

4 comentarios so far
Deja un comentario

¿Pero qué penares tiene Duncan?¿Agobiado por las tetas opresoras de Sue?¿Le gustan los pechos pequeños?¿Ocultan esas tetas una trampa temporal fatídica a lo Cronocrímenes?No nos deje así, por dios.

Comentario por Ngorr

No, los penares aliviados eran los de Zyra, la que envió la carta desesperada desde el futuro, igual no me expliqué bien. (Ya si eso lo cuento, sería mucha casualidad que le esté destripando a alguien la lectura). Ella pedía ayuda a este menda, porque el mundo futuro está tiranizado por un señor, que es clavado, pero clavado, uno entre mil millones, al protagonista, y por eso le reclutan desde el pasado, para que le suplante y sea bueno y salve el mundo. Y en cuanto a las tetas de la tía, lo que sucede al final del todo, y que debe ser el único motivo para que se las mencionen cada dos por tres, es que las tiene tan grandes, que acuden a un cirujano estético para que le oculte dentro, acolchado entre la silicona o algo así, una especie de disco para viajar a través del tiempo (que sólo hay dos en el mundo) y así poder vencer al malo y volver al presente. Como suena…

Comentario por Frunobulax

Fruno, o con lo de las tetas y el disco para viajar en el tiempo se está usted quedando conmigo, o estamos efectivamente ante una obra imprescindible en la historia de la literatura sobre viajes en el tiempo. Anonadado me quedo.

Comentario por Ngorr

No es ningún vacile, es literal (y un poco rebuscado, en realidad): la pasma del tiempo se deja uno de los dos discos para viajar en la misma casa del prota, y cuando van para allá son apresados y acuerdan cambiárselo al malo a cambio de su libertad. Pero le engañan y no encuentran el disco en ningún sitio… porque lo tiene su novia en la teta izquierda.

Comentario por Frunobulax




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: