MicroCritic


Los Botes del “Glen Carrig” by Iván Mazón
octubre 16, 2009, 5:11 am
Filed under: 1907, Literatura, Novela

hodgsonglencarrig

William Hope Hodgson es uno de esos escritores que tiene todas las papeletas para ser relegado al ostracismo. Con suerte, se le puede oír enumerado como antecesor e influencia de Lovecraft, aun siendo el irlandés mucho mas fluido y fundacional que el loco de Providence, al poseer esa agilidad narrativa que confiere la vida azarosa y marinera frente al acartonamiento academicista del que no sale de Nueva Inglaterra. Los Botes del “Glen Carrig” resulta un buen ejemplo de todos los elementos afines a la obra de Hodgson: las aventuras marinas; los pecios solitarios; el ambiente onírico de unas tierras, criaturas y comportamientos tan ajenos -con esos protagonistas sin pasado, irracionalmente obligados a sobrevivir-, tan estilizado que podría pertenecer al ámbito de la ciencia ficción si se cambiase ese mar desconocido, interior, por el espacio insondable; así como la fisicidad de las amenazas que forman parte de una naturaleza corrupta y repugnante -y que le postulan como una de las primeras influencias de “la nueva carne”-. Aún renqueando en su tramo final, inevitable, dado el agobiante arranque de que hace gala la obra, resulta imprescindible para comprender de donde salen muchos de los elementos del terror del siglo XX.

El Gótico

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Me encantan las “aventuras” marinas de Hodgson, sin embargo, no me convenció demasiado la que se supone es su obra maestra, La casa en el confín de la tierra. Me transmiten mucho más horror los barcos aparecidos que ese lisérgico viaje en el tiempo.

Comentario por padawan

La casa en el confín de la tierra es mucho mas arriesgada, con unas ideas bien fundacionales y contemporaneas. Tiene chicha para rato aunque pierda tensión a cambio de la reflexión y el paisaje surrealista. Lo que tambien la convierte, mas si sumamos su formato de diario encontrado relleno de descripciones y con poco dialogo, en algo mas pesado de leer, eso es asi.

Comentario por el gótico

Coincido contigo en que La casa en el confín… tiene un montón de muy buenas ideas, y muchos logros. Sin embargo, es una lectura, podríamos decir, de efectos retardados. Mientras el horror oceánico es inmediato, cuesta tiempo asimilar el horror del infinito, el miedo ante la inmensidad del espacio y el tiempo ante nosotros. Es algo similar al horror que puede sentir alguien ante la perspectiva del completo vacío que hay tras la muerte. He de reconocer, a favor de La casa… que es una lectura que recuerdo periódicamente, a pesar de que en su momento no me entusiasmara.

Comentario por padawan




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: